Saltar al contenido

¿Pueden llegar restricciones a los vuelos charters a Cuba?

El gobierno de Estados Unidos podría estar viendo seriamente la imposición de nuevas restricciones para los vuelos charters a Cuba

Según se ha divulgado en los últimos días, el gobierno de Estados Unidos podría estar viendo seriamente la imposición de nuevas restricciones para los vuelos charters a Cuba, como continuidad a las medidas anunciadas el pasado viernes 25 de octubre.

Aunque no se trata de una información oficial aún, se ha especulado que las autoridades estadounidenses, con asesoría de expertos cubanoamericanos, están considerando limitar al máximo la operatividad de las agencias autorizadas por el Departamento del Tesoro para fletar vuelos a la isla.

El alcance de esas medidas buscaría reducir las operaciones de los charters y regresar en lo posible la situación de los viajes desde Estados Unidos al panorama durante la era de George W. Bush.

Justamente uno de los objetivos por los que se eliminaron los vuelos directos a siete destinos de Cuba es mantener un mínimo canal de entrada a la Isla, en caso de que las restricciones a los charters en efecto se implementen.

Advierten medios de prensa que no está determinado aún si se limitarían igualmente los viajes fletados a La Habana, sin licencia para volar al interior del país. Tampoco hay una fecha prevista para el anuncio, que podría ocurrir en las próximas semanas.

El negocio de los charters

Se estima que en la actualidad una decena de compañías poseen licencias del Departamento de Estado y autorización del gobierno cubano para realizar vuelos fletados a La Habana y otros destinos de la isla.

El negocio de los charters ocupa cerca de un 30 porciento de las operaciones comerciales hacia la Isla, con una frecuencia de 69 vuelos semanales. Estas agencias ofrecen gratis las primeras 44 libras y cobran entre un dólar o dos por libra en exceso.

En medio de la espera la mayoría de los cubanoamericanos consideran que las medidas de restringir los viajes a Cuba son un absurdo que a quienes realmente castigan es a las familias y a la comunidad cubana en Estados Unidos.