Saltar al contenido

Canción de NG la Banda sobre el coronavirus crea polémica y rechazo

. 29 marzo, 2020

De irrespetuoso, desatinado y muy forzado han calificado el tema musical de NG la banda sobre el coronavirus, televisado en Cubavisión

Es lo que siempre dicen, el cubano si no llega, se pasa. Pensemos que la culpa es de lo genes. Que fue esa “idiosincrasía” la que motivó la decisión de realizar un tema de música popular bailable para hablar en Cuba del coronavirus.

Parece que la necesidad de los funcionarios de que la gente tome conciencia, de una vez, sobre el peligro del nuevo coronavirus, los hizo creer que el mensaje podría llegar mejor con timba y salsa.

Lo cierto es que esta vez se pasaron, y de qué manera. Decenas de televidentes e internautas deunciaron en las redes sociales, la fatalidad del nuevo tema musical.

En medio de un escenario mundial de miles de muertes, y más de medio millón de contagiados, decir en una canción bailable los peligros y medidas de prevención, no es la mejor solución.

Si bien el tema avisa sobre la importancia de cuidarse del virus, con frases como «Salúdame con el codo para que no se me pegue el coronavirus», la manera es totalmente desatinada.

Primero, porque lejos de poner seriedad al asunto, de hacer reaccionar a la gente, termina llevando a un plano demasiado jovial un asunto verdaderamente serio: el riesgo de enfermarse y morir.

Segundo, porque también en Cuba ya hay muchos contagiados y han habido muertos, y la conciencia que se requiere para enfrentar la situación va más allá de una estribillo pegajoso.

Un Tosco sin sentimientos…

Por si fuera poco, la letra de la canción se desliza peligrosamente entre la sátira y el humor negro: “A él lo cogió el Coronavirus y no lo salvó ni el médico chino», o «Goza y baila que no es tan grave lo que ha pasado en el mundo».

En declaraciones a medios locales, el director de la orquesta, José Luis Cortés, dijo que la idea era poner en las manos de los cubanos un género musical de gran escucha, y que mediante su letra las personas interioricen el accionar adecuado en estos momentos.

La intención pudo ser buena, pero el fin no puede justificar semejantes medios. El Tosco se pasó de cumbanchero.