Saltar al contenido

Abogan por teletrabajo ante crisis energética cubana

22 septiembre, 2019

Una de las medidas adoptadas en medio de la crisis energética es el llamado teletrabajo, aunque se avizoran escenarios más complejos

En medio de la difícil situación energética en Cuba, han sido varias las medidas tomadas en el sector estatal. Pero los cubanos están preocupados porque tras la crisis de combustible, se avecinen otras realidades iguales de complejas, entre ellas las reubicaciones e interrupciones laborales.

Medios locales divulgaron este viernes declaraciones dadas por el director de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), sobre las medidas relacionadas con las modalidades de trabajo para incentivar el ahorro y garantizar el dinamismo de la vida interna del país.

Una de ellas es el llamado teletrabajo, una modalidad respaldada a partir del contrato que se establece entre trabajador y empleador, el cual fija, entre otros aspectos, que el lugar desde el cual se realiza la actividad es acordado entre las partes.

Esta fue necesaria implementarla pues evita el desplazamiento de los trabajadores hasta el centro laboral, desaparecen las ausencias injustificadas y las llegadas tardes, mientras que para los empleadores se reducen los gastos asociados a alimentación, transportación, electricidad, agua, entre otros servicios.

Aunque esta es una manera flexible de desarrollar el trabajo, porque puede realizarse a tiempo completo o parcial, el funcionario alertó que en todos los casos el salario se abonará en correspondencia con la forma de pago que tiene establecida el trabajador por la labor que desempeña.

De las interrupciones laborales

Si no es posible aplicar ninguna de estas alternativas, la Ley prevé el proceso de interrupción laboral, en el cual durante el primer mes el trabajador percibe el ciento por ciento de su salario básico diario.

De durar más que ese período, la legislación prevé que las personas mantienen la relación laboral con la entidad, pero no perciben ingresos, advirtió.

De ahí que, alerta el funcionario, la reubicación es lo más factible para la sociedad ante la necesidad de una interrupción, pues esa familia percibe un ingreso, el trabajador continúa aportando a actividades económicas que son socialmente útiles al territorio.