Saltar al contenido

Vivir del cuento rompe récord en la preferencia del verano

El espacio televisivo tuvo la mayor teleaudiencia en el período estival, y las aclamaciones por nuevos capítulos no cesan

Vivir del cuento sigue en la preferencia de los hogares cubanos. Este verano el espacio televisivo rompió record y resultó el programa más visto de la televisión cubana durante el verano.

Según una publicación del Centro de Investigaciones Sociales RTV Comercial, Vivir del cuento tuvo la mayor teleaudiencia en el período estival, y las aclamaciones por nuevos capítulos no cesan.

En la lista de los espacios de la preferencia estuvieron en el siguiente orden, después Pánfilo, Tras las huellas, NTV estelar, telenovela Más allá del límite, telenovela Sol naciente, la película del sábado, 23 y M, la Neurona intranquila, la Colmena TV 3, y en el décimo puesto Entre amigos.

Esta no es la primera vez que encuestas de audiencia eligen a Pánfilo y su pandilla como el espacio de mayor acogida en la TV cubana, a pesar de la inestabilidad por la que ha cursado el espacio televisivo en más de una ocasión.

Incluso los programas repetidos son de buena aceptación, pues el amigo Pánfilo siempre se las arregla para hacernos reír, incluso en medio de las precariedades y dificultades.

Recientemente fue elevada la expectativa por la llegada a la TV de los últimos capítulos, tras un período incierto de censura, en el que los espectadores se preguntaban cuando llegarían finalmente los estrenos.

Pánfilo y su programa surgen en septiembre de 2008, con la intención de mezclar las interpretaciones de los cuentos con una historia que se desarrollaba durante el transcurso de la competencia, por lo que los contendientes pasaban a ser personajes.

La familia de Pánfilo

Luego dada la aceptación de Pánfilo se asumió el nuevo reto de un espacio humorístico dramatizado. En la medida que fue pasando el tiempo los personajes fueron creciendo y ganando en simpatía, entre ellos el carismático Omar Franco.

Hoy son un equipo laborioso, estudiosos del género que viven permanentes debates acerca de las potencialidades del mismo, que buscan matices y sutilezas para criticar cualquier situación sin agredir a los públicos.