Saltar al contenido

Omar Franco: talento “a pululu” (+video)

Entrevista exclusiva a Omar Franco, «Ruperto»

Casi desde que entró a Vivir del Cuento, Omar Franco perdió su nombre. Y es que en las calles, en los camerinos, y hasta en el ciberespacio, su personaje de Ruperto superó las barreras de las pequeñas pantallas.

Al Ruper le debemos la renovación de criollísimos recuerdos. Desde la zafra de los diez millones hasta las microbrigadas de la construcción, el jonrón de Marquetti, los orígenes de la dualidad cambiaria y, por supuesto, el popular “a pululu”. Todas, piezas clave para comprender su personaje: un cubano sorprendido por los cambios en su país, luego de pasar 20 años en coma.

A pesar de su popularidad como Ruperto, Omar Franco nunca imaginó que la comedia sería su principal aliado en la vida profesional.

Mientras estudiaba Ingeniería en la Cujae comenzó a interesarse por la actuación. Primero formó parte del grupo Los Hepáticos, donde hizo humor durante el periodo universitario. Y ya en las lides profesionales tuvo su gran debut con Santa Camila de La Habana Vieja, bajo la dirección de Armando Suárez del Villar.

De ese entonces a la fecha lo hemos visto en obras de teatro y filmes como Pablo, Penumbras, Habanastation, El cuerno de la abundancia y El premio flaco. Y para suerte de todos los cubanos, desde hace unos años lo tenemos cada lunes en Vivir del Cuento.

Sobre «a pululu», la frase que ha inmortalizado como Ruperto, ha dicho:

“Cuesta mucho trabajo pegar una frase en el humor cubano, pero esta desde que salió, gustó. Yo agradezco que el pueblo la utilice y me identifique con ella, no hay nada más gratificante que saberse inmerso en ese humor situacional que a su vez se torna mordaz e inteligente”

On Cuba