Saltar al contenido

¿Ya tienes tu condón USB?

El mundo de la informática ya inventó su condón USB. ¿Qué es este artefacto tecnológico? ¿Por qué debes tenerlo ya?

¿Para qué sirve un condón USB? Como dice su nombre, para protegernos. Pero en esta ocasión no se trata de las relaciones sexuales, sino de los dispositivos tecnológicos. ¿De qué va este nuevo invento? Te lo contamos.

Los condones USB llegaron al mercado en medio de un contexto lleno de estafas virtuales e inseguridad en el mundo online. Esa es la carta de triunfo de estos artefactos que tienen mucho que brindar por muy poco costo.

Con dichos dispositivos, los teléfonos móviles o computadoras portátiles pueden protegerse de los hackers y virus maliciosos, que son dejados en espacios públicos para robar la información de quienes necesitan carga con urgencia y usan estos sitios para salir de los apuros.

No está mal el adelanto de que hayan puertos disponibles por doquier. Los necesitamos mucho en realidad. Pero es vital proteger nuestros datos más sensibles de los cibercriminales.

El condón USB o bloqueador de datos funciona como una barrera entre la información del dispositivo y el virus malicioso. Con este aparato, el teléfono móvil recibe solamente la carga y no da acceso a todo lo que contiene.

Una de las ventajas de este aparatico, es que es muy fácil de transportar y ocupa poco espacio. Es un pequeño adaptador con puerto de entrada y salida que gestiona la alimentación energética y bloquea el intercambio de datos.

Su precio no sobrepasa los 10 dólares en el mercado internacional y el valor que tiene proteger los datos no tiene precio. Los mismos expertos describen que una pequeña carga en cualquier terminal de paso puede vaciar cuentas bancarias. Por eso vale la pena gastarse la gestión de adquirir un condón USB.

Así que ya sabes: anímate a protegerte hasta en el mundo tecnológico. Ten tu carga de modo seguro o lleva tus propios dispositivos auxiliares.