Saltar al contenido

Nuevos modelos de iPhone tendrán cámara 3D

15 marzo, 2020

Apple incluirá una cámara de profundidad 3D trasera, o una cámara world facing en sus nuevos modelos de iPhone

Este 2020 Apple sigue sorprendiendo a sus seguidores

Este 2020 Apple sigue sorprendiendo a sus seguidores. El iPhone 12 llegará, para sorpresa de muchos, con cámaras 3d, y las macbooks con chips móviles.

Se prevé que los teléfonos lleguen para fines de este año y que parece que van a integrar un sensor extra en su cámara principal.

Se trata de los llamados TOF (time of fly), y que se traduce como de tiempo de vuelo.

Esta tiene denominación más coloquial las cámaras 3D, que permiten al terminal escanear la escena que tienen justo delante.

Según medios especializados, esos sensores TOF, que ya instalan algunos de los mejores terminales con Android y el propio iPhone, llevan algo parecido para hacer funcionar su FaceID.

Tienen aplicaciones extraordinariamente útiles a la hora de obtener mejores resultados fotográficos, o la posibilidad de aplicar filtros y efectos especiales.

Según la compañía Fast, la cámara lleva en funcionamiento dos años, aunque Apple nunca ha presentado la tecnología porque no estaba satisfecha con los resultados.

Y no termina ahí…

Además de los teléfonos de Apple, se avecina un cambio radical en la gama de MacBook de la compañía.

Se prevén los primeros modelos con procesadores ARM. Estos chips son, básicamente, los mismos que se utilizan en los teléfonos móviles y tablets.

Actualmente, las apps que existen dentro del ecosistema macOS funcionan para procesadores Intel.

En este caso de que Apple dé el salto a esa tecnología ARM, los desarrolladores tendrían que adaptar todas sus herramientas para que trabajen sin problemas en esos nuevos SoC.

Es algo parecido a lo que ocurre con las Surface Pro X, que disponen de un chip de este tipo que solo puede ejecutar.

Para hacer lo mismo con el de 64, necesitan pasar por el taller y reprogramarse.

Es por eso que, si la cancelación del WWDC de junio se produjera, Apple perdería un gran altavoz para ir alertando a todos los desarrolladores de esa transición de los chips Intel a los nuevos ARM.