Saltar al contenido

Legalizan los “nano” en Cuba

Las personas naturales podrán conectarse a la WiFi de Etecsa desde el hogar y sin necesidad de una licencia

En dos meses contados a partir de hoy será legal colocar antenas exteriores a los hogares para conectarse a la WiFi de Etecsa. Dicho en otras palabras, se legalizará el uso de los llamados “nano”, receptores de internet mediante una señal inalámbrica (WiFi).

La noticia fue dada a conocer hoy por varios medios de prensa nacional que refieren la publicación de dos resoluciones del Ministerio de Comunicaciones de Cuba con esos fines.

De acuerdo con los rotativos, las personas naturales no necesitarán autorización (licencia) para usar redes con carácter personal en sus domicilios, siempre que sea sin fines de lucro y no excedan los 300 metros de potencia radiada efectiva.

Esto significa, explica Cubadebate, “que una comunidad de amigos puede reunirse en un domicilio para compartir juegos o copiar archivos sin necesidad de trámites”.

Asimismo, las personas naturales podrán conectarse vía WiFi a la infraestructura de Etecsa. Todo ello desde el hogar y sin necesidad de una licencia de operación.

Ahora, si para eso necesitan un dispositivo que se encuentre fuera del domicilio (los llamados nano), entonces deberán habilitar una licencia para redes alámbricas e inalámbricas (LAN/WLAN).

El uso de esa antena exterior, informa Granma, requiere de una autorización por el valor de 10 CUP. Esta licencia solo podrá otorgarse al propietario del inmueble. Y si se trata de un trabajador por cuenta propia, deberá contar con la autorización del arrendador o propietario del inmueble.

Según trascendió, el Ministerio de Comunicaciones «habilitará una red minorista de equipos homologados para el uso adecuado de las redes privadas de datos» (¿acaso tendremos nanos hechos en Cuba?).

Por otra parte, quienes deseen importar uno de estos dispositivos a la Isla debrán solicitar autorización técnica. Esto puede ser antes de entrarlo al país, a través del sitio web del Ministerio de Comunicaciones, por correo electrónico o en las Direcciones Territoriales de la Unidad Presupuestada Técnica de Control del Espectro Radioeléctrico.

Igualmente puede solicitar la autorización al momento de su entrada a Cuba. En ese caso el equipo será retenido por la Aduana para su chequeo. Si cumple con lo establecido, se entregará en un plazo de 30 días.

La importación de estos dispositivos no puede tener carácter comercial, aclaran los medios.