Saltar al contenido

¿Cómo son los monitores híper curvos pensados para gamers?

. 8 enero, 2020

Un diseño muy revolucionario visto en dos modelos: G9, con una pantalla de 49 pulgadas, y el G7, que está disponible en 32 y 27 pulgadas

Con un tiempo de respuesta de un milisegundo, y una tasa de refresco de 240 Hz, Samsung acaba de presentar una nueva línea de monitores curvos para juegos Odyssey.

Según se difundió, ya están a la venta los modelos G9, con una pantalla de 49 pulgadas, y el G7, que está disponible en 32 y 27 pulgadas, y serán compatibles con Nvidia Sync y Adaptive Sync en DP 1.4.

Se trata de los primeros monitores con una curvatura de 1000R de alto rendimiento, y ofrecen calidad de imagen QLED.

El rendimiento del monitor fue certificado por la organización TÜV Rheinland, por su curvatura y rendimiento. También lo destacó con el certificado Eye Comfort de la industria.

Del monitor cabe destacar que es el primero para juegos Dual Quad High-Definition (resolución 5120 × 1440) del mundo, que ofrece una velocidad de actualización de 240 Hz, tiempo de respuesta de un milisegundo y relación de aspecto 32:9.

Un elemento llamativo es su marcada curvatura de 1000R, con un brillo máximo de 1000 cd/m2. Para ello tiene tecnología Quantum dot combinada con un panel HDR 1000 VA que permite generar colores realistas con detalles más vívidos.

La combinación de tiempo de respuesta y frecuencia de actualización, junto con la curvatura de 1000R permite que se tenga una experiencia más fluida y sin retrasos.

Iluminación infinita

Estos son elementos vitales para el mundo gamer ya que cualquier delay en una partida puede cambiar el resultado final.

La parte externa del monitor es de color blanco brillante y cuenta con un núcleo posterior con iluminación infinita, que incluye 52 colores y cinco opciones de efectos de iluminación.

Sin duda, son los primeros monitores con una curvatura de 1000R de alto rendimiento y ofrecen calidad de imagen QLED.

Samsung también presentó en esta feria su nuevo televisor QLED con resolución 8K que integra puntos cuánticos para generar mejor calidad de imagen.