Saltar al contenido

Las nuevas cepas de coronavirus que están en Panamá y Japón

12 enero, 2021

Otras nuevas cepas de coronavirus aparecieron este lunes en Panamá y Japón. Ninguna de las dos es similar a las actuales

nuevas cepas de coronavirus

Otras dos nuevas cepas de coronavirus se confirmaron este lunes en Panamá y Japón. De acuerdo a las autoridades oficiales de salud de esas naciones, ninguna de las dos es la misma que las confirmadas anteriormente en Reino Unido o Sudáfrica.

En el caso de Panamá, declararon que se trata de de una cepa muy infecciosa del coronavirus SARS-COV-2.  “Encontramos un 70 % de casos con la mutación D614G. La variante no es la de Inglaterra, sin embargo, esta también es altamente contagiosa”, comentaron.

En esta misma nación reportaron también resultados positivos con las pruebas de saliva. Esta variante de análisis funcionaría muy pronto para la detección de la covid-19 en las personas. Sería tan efectiva como el actual PCR, dijeron los medios especializados panameños.

La otra de las dos nuevas cepas de coronavirus detectada esta semana fue en Japón. Las autoridades niponas especificaron que esta variante fue encontrada en personas que regresaron de Brasil.

Según los reportes, los pacientes infectados son dos hombres y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 15 y los 40 años. Estas personas dieron positivo al virus a su llegada al aeropuerto Tokiota de Haneda el 2 de enero. Venían procedentes del Amazonas, informaron el Ministerio de Salud y el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas de ese país asiático.

La variante detectada comparte similitudes con las cepas detectadas recientemente en el Reino Unido y Sudáfrica. Por esa razón son un mayor motivo de preocupación debido a su mayor infecciosidad.

Pero este hallazgo japonés clasifica dentro de las nuevas cepas del coronavirus debido a que presenta al menos doce nuevas mutaciones en los genes secuenciados hasta el momento.

Todavía es difícil determinar la infecciosidad, patogenicidad o efectos en los métodos de pruebas y vacunas, dijeron los japoneses. Y mantienen aislados a los pacientes.