Saltar al contenido

En menos de 48 horas explosiones de motos eléctricas provocan incendios severos

15 enero, 2021

Dos incendios con daños mayores ocurrieron en menos de 48 horas por la explosión de motos eléctricas en La Habana y Ciego de Ávila

Dos incendios con daños mayores ocurrieron en menos de 48 horas por la explosión de motos eléctricas

Con daños mayores en varias viviendas sucedieron en menos de 48 horas severos incendios en La Habana y Ciego de Ávila, producto de la explosión de motos eléctricas que estaban cargándose.

Según reportes de medios locales, la más reciente ocurrió en el municipio capitalino de Centro Habana, en el barrio Los Sitios alrededor de las 6:45 de la mañana.

En este caso las afectaciones fueron solo la vivienda, y no hubo que lamentar daños mayores ni pérdida de vidas humanas.

Sin embargo, este miércoles en Ciego de Ávila explotó también una moto eléctrica, con afectaciones de grandes proporciones en el centro de la ciudad.

Al menos seis viviendas fueron afectadas por las llamas, tres de ellas reportadas como pérdida total.

La dueña de la motorina la había dejado cargando en el interior de su vivienda, cuando el vehículo explotó y no le dio tiempo a nada.

Durante el 2020 el Cuerpo de Bomberos de Cuba alertó acerca del aumento de incendios en el país provocados por explosiones de motos eléctricas.

Solo en el primer trimestre de ese año, las autoridades registraron 1.5 incidentes diarios.

Alerta emitida en el 2020

Un informe presentado en el mes de agosto informó que las provincias más afectadas eran La Habana con el 47.2 % del total de incidentes, seguida por Artemisa, con un 10,2%; Matanzas, con un 9,5%; y Villa Clara, con un 7,6%.

Entre los casos más lamentables reportados en 2020 se encuentra el incendio de un taller en las calles San José y Aramburo, en La Habana.

En este caso fallecieron dos ancianos que vivían en la casa junto al inmueble afectado.

También se reportó un incendio de grandes proporciones en la esquina de la calle Pocito y la Calzada de Diez de Octubre, donde varias casas quedaron sepultadas por el fuego.

Una de las causas de esta incidencia es la sobrecarga que reciben estos vehículos, ante la situación crítica del transporte y la falta de baterías de cambio cuando estas empiezan a fallar.