Saltar al contenido

Peloteros repatriados, más de cinco millones de dólares y un Premier 12 para no perderse

Cuba tiene expectativas sobre su participación en el Premier 12. Mañana se estrena ante Canadá. ¿Se salva el béisbol?

Si vamos a hablar de primeras veces, este Premier 12 tiene para escoger. Considerado uno de los eventos más importantes de béisbol, el certamen inició este dos de noviembre y se extenderá hasta el día 17. ¿Qué le espera a Cuba?

Para empezar, la Isla se estrenará en varias cuestiones. Será la primera vez que jugará con peloteros repatriados. Estos son los casos de Pavel Quesada, Carlos Juan Viera Álvarez y Erisbel Arruebarruena. El matancero podría convertirse en el primer repatriado en representar a Cuba con experiencia en Grandes Ligas.

Pero esta no es la única novedad para el béisbol cubano. Gracias al acuerdo de la nación con la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol, los contratados por la pelota nipona llegan después de su temporada en Japón para representar a Cuba.

Se suman entonces Alfredo Despaigne, Yurisbel Gracial y Liván Moinelo. Todos ellos traen un excelente desempeño y la Isla está a la expectativa de si lo mantendrán.

Otra noticia llama la atención de este Premier 12 en el que Cuba se estrena mañana ante Canadá: el premio en metálico. Por primera vez, la Confederación pagará más de cinco millones de dólares, lo que representa un aumento del 40 por ciento respecto a años anteriores.

Lo hará con un sistema de recompensas e incentivos en cada victoria y por la ronda de apertura. Se otorgará un premio máximo de 1,5 millones de dólares al ganador; los equipos que avancen a la Súper Ronda recibirán alrededor de 250 mil dólares; y habrá un mínimo de 180 mil a los 12 Equipos Nacionales por su presencia.

Le toca a Cuba competir primero con Canadá, Australia y Corea del Sur. ¿Cómo le irá? El torneo envía a los Juegos Olímpicos de Tokio al mejor ubicado en Asia y Oceanía, y en América.