Saltar al contenido

Howard Sant-Roos: primer basquetbolista cubano que juega con el actual campeón de Europa

12 enero, 2020

El cubano Howard Sant-Roos es el nuevo refuerzo del CSKA de Moscú, club al que estará ligado hasta la temporada 2022-2023

El cubano Howard Sant-Roos es el nuevo refuerzo del CSKA de Moscú

El cubano Howard Sant-Roos es noticia al convertirse en el primer basquetbolista de la Isla que llega a jugar como miembro del CSKA de Moscú, actual campeón de Europa.

Este viernes el conjunto ruso anunció su fichaje procedente del AEK de Atenas, donde estaba promediando 12,9 puntos, 6,7 rebotes, 4,1 asistencias, 2,2 robos y 18,8 de valoración por partido en la Champions League.

Sant-Roos había sido nombrado en la temporada pasada como Jugador Defensivo del Año de la Liga Griega, y ayudó a ganar la Copa Intercontinental FIBA.

El cubano tenía contrato con el equipo griego hasta verano de 2021, pero finalmente se produjo la rescisión del mismo. Anteriormente jugó Nymburk checo (2015-2017), donde conquistó dos títulos de la Liga Checa.

También firmó con el Darüşşafaka turco (2017-2019), equipo en el que añadió un nuevo título a su palmarés tras ganar la EuroCup.

De La Habana…

Se trata de un jugador de 28 años y 2,01 metros de altura, que nació en La Habana.

Luego emigró a los 16 años a Italia después que su madre se casara con un ciudadano de este país.

Sant-Roos puede jugar tanto en las posiciones de 2 como de 3. Declaraciones a medios internacionales señalan que antes de dejar su país de origen, el amor del joven por el baloncesto ya había comenzado.

Tras probar en deportes como el béisbol o el voleibol, muy seguidos en Cuba, el nuevo jugador ruso se decidió por el mundo de la canasta, una decisión temprana, con apenas seis años.

En Europa comenzó a labrarse su carrera llegando primero a la Gerardiana italiana, para seguir formándose, primero cedido en el Bernareggio para acabar en el club que le había fichado, el Casalpusterlengo.

Su gran oportunidad llegó al jugar en Alemania, y ha sabido ganarse un lugar entre jugadores de alto calibre en Europa. Sin embargo, su sueño es llegar a jugar en Estados Unidos en la NBA.