Saltar al contenido

¿De nuevo a cuidarse de tener un Huawei en EEUU?

14 agosto, 2019

Desde este martes las agencias gubernamentales de EEUU tendrán prohibido firmar contratos de comercio con la compañía china Huawei

Tener un Huawei puede seguir siendo un tanto controversial si estás en EEUU. La guerra comercial a China sigue en un punto activo, y desde este martes las agencias gubernamentales de EEUU tendrán prohibido firmar contratos de comercio con la compañía de telefonía china.

Aunque se había dicho que este veto sería pospuesto desde que el pasado mes de mayo la empresa china fuera blanco de restricciones en Washington, las cosas volvieron a ponerse tensas.

Ahora la regulación correspondiente impide a las entidades norteamericanas comprar equipos informáticos y de telecomunicaciones, o sus componentes sustanciales en dicho mercado.

Como parte de la reglamentación, también se incluyen las empresas chinas ZTE, Hytera Communications Corporation, Hangzhou Hikvision Digital Technology Company y Dahua Technology Company.

El pasado 20 de mayo, el Departamento estadounidense de Comercio decidió postergar tres meses la aplicación de sanciones a Huawei, impuestas casi una semana antes.

Tal entidad federal determinó previamente al alivio que la compañía asiática de alta tecnología del sector de las telecomunicaciones y sus filiales debían solicitar autorización gubernamental cuando quisieran comprar tecnología norteamericana.

Ese paso siguió a la declaratoria de una emergencia nacional de Donald Trump, con el fin de prohibir a las firmas de su país usar equipos de telecomunicaciones fabricados en otros pues supuestamente amenazan la seguridad.

Decisiones no miden consecuencias

Debido a la decisión del 20 de mayo (una licencia general temporal hasta el 19 de agosto), se permitiría a Huawei realizar transacciones necesarias para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y en pleno funcionamiento.

Así, estarían incluidas las actualizaciones y parches de software, sujetas a contratos y acuerdos legalmente vinculantes firmados antes del último 16 de mayo.

El Ministerio chino de Relaciones Exteriores alertó que «en última instancia, serán los residentes rurales de Estados Unidos quienes resultarán afectados, pues las redes que usan para la conexión digital dependen de Huawei».