Saltar al contenido

Ya son una realidad las restricciones de viaje a Cuba desde EEUU

A partir de este 10 de diciembre las aerolíneas estadounidenses solo pueden realizar vuelos a La Habana de los sietes destinos antes existentes

Ya son una realidad las restricciones de viaje a Cuba desde EEUU. A partir de este 10 de diciembre las aerolíneas estadounidenses solo pueden realizar vuelos a La Habana, de los sietes destinos antes existentes en la Isla.

Con estas restricciones quedan afectados los destinos al Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte, en Camagüey; los aeropuertos de Cayo Coco y Cayo Largo; el Aeropuerto Jaime González, en Cienfuegos; el Frank País, en Holguín; el de Manzanillo; el Juan Gualberto Gómez, en Varadero; el Abel Santamaría, en Santa Clara; y el aeropuerto Antonio Maceo, en Santiago de Cuba.

Aunque las aerolíneas estadounidenses tuvieron 45 días para descontinuar todos los servicios aéreos regulares al interior de la Isla,American Airlines, JetBlue y Southwest Airlines fueron dos compañías que no pudieron cumplir la totalidad de sus vuelos programados a Cuba, dada la gran demanda existente, sobre todo por esta época del año.

Esta medida generó no pocas reacciones entre los cubanos residentes en Estados Unidos. Una buena parte de la comunidad cubana radicada en la nación norteamericana han visto afectados sus itinerarios de viaje para visitar a familiares y amigos.

El pasado 25 de octubre el gobierno de la Casa Blanca anunció la suspensión de los vuelos regulares a nueve destinos a la Isla. Los vuelos fletados (charters) a Cuba no se han visto afectados, y han continuado sus itinerarios y reservaciones de boletos como venían realizando hasta el momento.

Sin embargo, los chárters ocupaban el 32 % del mercado de viajes, con un promedio de 69 vuelos semanales, de acuerdo con cifras de The Havana Consulting Group.

También el pasado mes de junio Estados Unidos había suspendido los viajes en cruceros, embarcaciones y aviones privados, lo que redujo las opciones de los visitantes estadounidenses en las 12 categorías autorizadas por el Departamento del Tesoro.