Saltar al contenido

Teravac-VIH: una vacuna cubana terapéutica contra el VIH/Sida

El candidato vacunal induce una respuesta celular anti VIH para disminuir la carga del virus en los pacientes y promover una cura funcional

La vacuna cubana terapéutica contra el VIH/Sida sigue avanzando en su desarrollo. Ya se han concluido la fase estudios preclínicos en animales de laboratorio y de pruebas en una veintena de voluntarios humanos, con resultados de seguridad, tolerancia y sin efectos adversos.

Según han referido medios locales, el producto nombrado como Teravac-VIH va dirigido esencialmente a inducir una respuesta celular anti VIH, para disminuir la carga del virus en los pacientes al promover una cura funcional.

Este candidato vacunal contiene tres proteínas producidas por ingeniería genética. Una de esas proteínas genera la respuesta inmune específica contra el virus, y se incluyeron otras dos proteínas del virus de la hepatitis B (VHB) -una es el ingrediente activo de la vacuna profiláctica- y ambas pueden generar inmunidad contra el VHB.

De acuerdo a los investigadores, al terminar la fase investigativa -de pruebas preclínicas y toxicológicas en animales de laboratorio-, se diseñó un estudio que incluyó más de 20 pacientes seropositivos del virus del VIH en buen estado de salud distribuidos en dos grupos

También indicó que los estudios futuros deberán encaminarse a “optimizar la dosis y el esquema de inmunización”, entre otras variables, antes de que se pueda tener “certeza de la efectividad” de la vacuna.

Disminuir la carga viral

Aunque aún se reconoce como parcialmente efectiva, entre los beneficios de la futura vacuna terapéutica se considera que podría disminuir el gasto financiero de las terapias, permitiría recesos temporales de estas para contrarrestar sus efectos secundarios y podría reducir también la transmisión por contacto sexual.

Además, se le atribuye la posibilidad de reducir la diversidad viral en los pacientes, así como la aparición de mutaciones de resistencia, lo que potenciaría la eficacia de las terapias.

En la isla viven 26 952 personas infectadas con el virus del VIH/Sida, el 80 por ciento es del sexo masculino, y el 82 tiene entre 20 y 54 años de edad, según confirman los últimos datos oficiales sobre la epidemia divulgados la semana pasada.