Saltar al contenido

Secuestro de los médicos cubanos en Kenia: el chofer estuvo implicado

De acuerdo a informes forenses del caso sobre el secuestro de los médicos cubanos en Kenia, el chofer no intentó huir

Al fin una nueva noticia sobre el secuestro de los médicos cubanos en Kenia. Y, aunque no sea muy alentadora, al menos es una pista de que se continúa trabajando en el caso, y de que, en algún momento, se llegará a la verdad y la solución del trágico incidente.

Parte de los informes forenses del día de los hechos fueron revelados. De acuerdo a los especialistas, no hay señales ningunas de que el chofer del vehículo haya intentado escapar de la peligrosa situación que estaban enfrentando.

Aunque el resultado no es concluyente, el conductor Issack Ibrein Robow deberá enfrentar varios cargos derivados del secuestro de los médicos cubanos en Kenia.

Las autoridades lo acusan de cometer un acto terrorista, participar de un secuestro, portar falsos documentos de identidad, y estar ilegalmente en Kenia. Por ahora, no se conoce si el presunto implicado va a contrarrestar a las acusaciones.

El detective forense Arphaxad Nguka concluyó que el sospechoso tenía espacio suficiente en la carretera para huir. El tramo en el que ocurrieron los hechos posibilitaba una maniobra de escape. Pero no hay señales algunas de que el chofer lo intentara.

Las investigaciones llaman la atención sobre el hecho de que las gomas del vehículo en el que se ejecutó el secuestro no muestran signos de enfrentamiento. En caso de que el conductor hubiera intentado la huida, las llantas estarían encontradas a ambos lados.

Esta revelación sobre el secuestro de los médicos cubanos en Kenia es una pista dentro de una realidad llena de silencios. Aunque las autoridades de ese país han declarado en ocasiones que no dejan de investigar el hecho, ya se cumplirán siete meses de que Assel Herrera y Landy Rodríguez desaparecieron de su misión médica. Cuba sigue esperando que sus profesionales de la salud regresen a casa.