Saltar al contenido

Mejor saluda con la mano en el corazón

13 septiembre, 2020

La OMS advierte que el saludo codo con codo puede ser una vía igual de peligrosa en la transmisión del coronavirus

Mejor saluda con la mano en el corazón

Aunque muchos han tomado el saludo codo con codo, como variante cuando se quiere ser amistoso, según advirtió la OMS, esta opción es igual de peligrosa, y se aconseja que solo se salude con la mano en el corazón.

La Organización Mundial de la Salud reveló que se debe evitar los codos, pues nos colocan a menos de un metro de distancia de la otra persona.

Para ello, la mejor alternativa es llevarse la mano al corazón, para así respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Otros expertos internacionales habían referido antes también los riesgos del saludo con los codos, por no cumplir con las normas de distanciamiento social.

De esta manera se reitera que todo lo que implique reducir el distanciamiento social está desaconsejado.

Incluso se desestima el toque de botas que se propuso como saludo para los futbolistas antes de los partidos.

Desde que comenzó la pandemia en el mundo han sido muchas las costumbres que han tenido que cambiar, y así se ha exigido.

En China, por ejemplo, letreros rojos piden a la gente no intercambiar apretones de manos sino a unir las propias en señal de saludo.

Por altavoces, se recomiendan hacer el gesto tradicional gong shou, palma en el puño, para decir hola.

No te doy la mano porque te quiero

En Irán, se ha hecho popular el lema No te doy la mano porque te quiero, y consiste en adelantar el puño cerrado hacia el otro, que hace lo mismo sin que los dos puños entren en contacto.

Mientras que, en Australia, el ministro de Salud del estado de Nueva Gales del Sur, Brad Hazzard, invitó a darse palmaditas en la espalda en lugar de darse la mano.

Además, en Francia recordando que el saludo de mano es relativamente reciente, de la Edad Media y muy occidental, un experto en modales dio una alternativa.

Se insistió sencillamente en el acto de mirar a la persona que se saluda, y solo hacer algún gesto de cordialidad.