Saltar al contenido

Médicos cubanos llevan nueve meses desaparecidos en Kenia

12 enero, 2020

La situación está como el primer día: un plan de rescate que no se cumple. Los médicos cubanos siguen desaparecidos

Los médicos están bien pero aún se hacen negociaciones aseguran mandatarios de Cuba, Kenia y de Somalia

Ya se cumplieron nueve meses de que los médicos cubanos Landy Rodríguez y Assel Herrera desaparecieran del lugar al que estaban destinados en su misión de salud en territorio del país de Kenia.

Después de todo este tiempo, la situación sigue en estado similar. Sabemos dónde están, pero no podemos decirlo, han confirmado las autoridades de esa nación. Y es que la idea manejada desde el principio es que revelar el paradero de los doctores, hará que los muevan hasta otro sitio desconocido y todo se complique más.

Desde el pasado 12 de abril de 2019, el cirujano y el especialista en medicina general fueron secuestrados, supuestamente, por miembros de un grupo terrorista que los hace trabajar para ellos en su profesión.

Según la visita de algunos ancianos de comunidades cercanas al territorio donde se encuentran los médicos cubanos secuestrados, los profesionales están bien y son obligados a trabajar para curar a los heridos y enfermos de un campamento de dicho grupo.

La policía somalí y todos los involucrados en el acto de rescate han expresado públicamente que las operaciones y movimientos no se detienen. Todas las autoridades afirman que los médicos cubanos regresarán a su tierra.

“Se mantiene todo absolutamente igual. No tenemos nada, ni hacia delante, ni hacia atrás. Estamos en el mismo lugar. Nosotros no perdemos la esperanza”. Esas fueron las declaraciones del embajador de Cuba en Kenia.

Igualmente, el presidente cubano dijo que se mantienen las gestiones para el regreso seguro a su país de ambos médicos cubanos. Así lo comunicó oficialmente después de reunirse junto a los mandatarios de Kenia y Somalia.

Lo cierto es que nueve meses después no hay pruebas de vida de los profesionales de la Isla. En Kenia se desmintió también el hecho de que los secuestradores hayan solicitado un rescate.