Saltar al contenido

Lo que se avecina: un nuevo Periodo Especial en Cuba

El título es pura vehemencia. En realidad, ¿quién puede asegurar que Cuba salió en algún momento del Periodo Especial?

Cierto es que algunas cosas mejoraron:

Se despenalizó el dólar —después de que decenas de personas fueran detenidas por “tenencia ilegal”—. Los cubanos pudimos acceder nuevamente a los hoteles —y ahora somos, irónicamente, los principales consumidores de los productos turísticos de la Isla.

En el 2011 —52 años después del Triunfo—, cambiaron las leyes de la vivienda y se oficializó la compra-venta de inmuebles. Ese mismo año se aprobó el procedimiento para que las personas naturales pudieran acceder a créditos bancarios. Mientras Visa y Mastercard gastaban millones en publicidad y hacían más millones con sus deudores, en Cuba recién aprobaban una vía para solicitar financiamientos.

Un año antes, en el 2010, comenzó algo que llamaron “perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia”. Eso es que se volvían a legalizar algunas actividades privadas por primera vez ¡desde 1964! Y hoy, incluso, podemos acceder a internet desde los celulares y ¡contamos con una nueva Constitución!

La pregunta sería: ¿ha funcionado todo?

Sin ser economista diría que el primer indicador para evaluar la efectividad de una medida debería ser el bienestar social. Y si ha podido desandar su ciudad estos días —o estos años— seguramente habrá visto más incomodidad que felicidad.

Bajos salarios, escases de recursos, aumento de la migración, de los índices de violencia… todo ello como resultado de una mala planificación de la economía y de políticas sociales insuficientes. El gran error de la Revolución cubana fue cambiar más de lo que debía ser cambiado.

Este jueves nos “sorprendió” la noticia de que los medios nacionales reducirían su tirada por la falta de papel gaceta. Es la segunda vez que sucede. En la primera, Trabajadores dejó de ser un diario y pasó a tener la frecuencia semanal que mantiene hasta ahora. Qué decir de publicaciones como Juventud Técnica, Bohemia, Zunzún, Mujeres… y otras que casi no escuchamos pero que en su momento fueron estrellas del panorama periodístico de la Isla.

Otras noticias nos hablan de la falta de materias primas para elaborar aceite, del descontrol interno, de los altos precios de los productos importados, y aseguran, finalmente, que el déficit de alimentos no se revertirá en poco tiempo.

Entonces, ¿qué podemos esperar?

Definitivamente, se avecina un nuevo —o un “upgradeado”— Periodo Especial.Si aún no se reconoce es porque no ha bajado el “protocolo para el anuncio oficial de crisis económica”. Pero ya sabemos que eso es solo cuestión de tiempo.