Saltar al contenido

La zanja de Trinidad que convirtieron en un sembrado de plátanos

Abrumados por la demora del Gobierno para finalizar unas obras viales, los vecinos de Trinidad entregaron un mensaje de descontento

Con el ingenio que los caracteriza, los cubanos hicieron de las suyas en la ciudad espirituana de Trinidad. Abrumados por la demora del Gobierno para finalizar unas obras viales, decidieron entregar un mensaje de descontento.

La solución fue simple. Aprovechando las grandes zanjas que habían dejado por lo que parece ser una reparación hidráulica, sembraron nada menos que un platanal.

De acuerdo con Periódico Cubano, una fuente anónima les hizo llegar las imágenes y les refirió, además, las condiciones en que se encuentra la localidad por las obras incompletas.

“El mal trabajo y la mala organización ha llevado a continuas afectaciones, no tenemos agua, las casas se llenan de tierra y cuando llueve se inundan de fango. En fin, todo un desastre”.

Agrega la fuente que según el Gobierno trinitario las obras están detenidas por falta de combustible. “Me pregunto —continúa— si saben que van a hacer una labor de gran envergadura. ¿Me imagino que exista una orden, un presupuesto y alternativas para enfrentar cualquier anormalidad?”.

Esta no es la primera vez que se denuncia el platanal de Trinidad. Hace menos de un mes un usuario de Facebook refería: “Los vecinos de Trinidad, Cuba, se cansaron de tener huecos en la calle y sembraron matas de plátano. El gobierno lleva años sin repararlas”.

La solución, hay que admitirlo, ha sido creativa. Al menos puede sacarse algún “provecho” al caso. No obstante, la crítica a las autoridades ha pasado desapercibida. Las obras de Trinidad continúan sin concluirse.

Imágenes tomadas de Periódico Cubano