Saltar al contenido

Invierte Francia millones de euros en Los caminos del Café de Cuba

. 9 diciembre, 2019

La inversión permitirá la creación de un circuito turístico que tenga como opción la cultura cafetera del país para la industria del ocio

Más de siete millones de dólares invertirá Francia en Cuba en proyectos de agroturismo y agua, una oportunidad que bien podría aprovecharse en la Isla para estimular y desarrollar espacios hasta ahora olvidados.

Uno de los programas de mayor interés es el de Los Caminos del Café en Cuba, que permitirá la creación de un circuito turístico que tenga como opción la cultura cafetera del país.

Este proyecto que financian la Oficina del Conservador de la ciudad de Santiago de Cuba, la Fundación Malongo y la Unión Europea insertado en el paisaje arqueológico de las primeras plantaciones de café en el sudeste de Cuba, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, que apuesta por resaltar la influencia y presencia francesa en la cultura local, y la importancia de la gestión turística responsable de los paisajes culturales.

Este tiene una importancia considerable porque está relacionado con un hecho cultural que es la presencia gala en el oriente cubano en los siglos XVIII y XIX. Cuba tiene hoy dos componentes del patrimonio mundial vinculados a esta emigración: la Tumba Francesa y el paisaje arqueológico de los primeros cafetales en el sureste.

La primera es una manifestación de música y danza llevada al oriente de la isla por los colonos y sus esclavos haitianos después de la revolución. Mientras, los cafetales, con sus enormes casas de piedra, los caminos, las áreas de siembra e industrial, son una forma pionera de agricultura en un terreno difícil cercano a la Sierra Maestra.

Euros para las redes de agua

Otro proyecto en los tendrá inversión económica es la reconstrucción de las conducciones de agua, para lo cual el fondo bilateral es de 2,7 millones y se añadirá a otros 20 millones de la Agencia Francesa para el Desarrollo y a una subvención europea.

Según se conoció en medios locales, las autoridades francesas aseguran que Cuba es particularmente atractiva para las empresas galesas, que ya están presentes por ejemplo en la actividad hotelera y en transporte aéreo.