Saltar al contenido

Impuestos al sector privado pagan el aumento salarial en Cuba

Más del 70 % del aumento salarial se puede costear de los impuestos cobrados al sector privado, y se advierte una cifra tributaria superior en 2019

Las matemáticas no mienten. En cuestión de números el reciente dictamen publicado del presupuesto del Estado en Cuba y su uso en 2018, expone que el sector privado abonó una cifra de más de 5 107 millones de pesos, lo que podría representar más del 70 por ciento del aumento salarial en Cuba anualmente.

Según cifras emitidas por el propio gobierno, el sector no estatal presenta un crecimiento sostenido en el índice de impuestos pagos, que deben ser mayores al cierre de 2019 tras las medidas que se pondrán en marcha para evitar impagos.

Las autoridades insistieron en la necesidad de perfeccionar los métodos de fiscalización para enfrentar la subdeclaración de los tributos en el sector privado con la aplicación más efectiva de regulaciones para el enfrentamiento a la morosidad en los aportes.

El presidente de Cuba anunció que anualmente el costo del incremento salarial ascenderá a 7 050 millones de pesos, y eso hay que sacarlo de la administración tributaria pues el país no presenta aún indicadores de crecimiento sostenibles.

Imagínese que aún con estos ingresos cobrados, el sector privado en Cuba tiene una acumulación de deudas tributarias que representan el 50 por ciento, en la misma medida de impagos del sector estatal.

El dictamen señala que los ingresos tributarios registraron un incumplimiento de 596.3 millones de pesos, lo que significa el 1.4 por ciento, incidiendo fundamentalmente los impuestos sobre Ventas, Utilidades y Fuerza de Trabajo.

Y he aquí otro elemento alarmante. ¿Cómo es posible que el sector estatal esté en un nivel tan elevado de impago de sus tributos? Una realidad que rompe la vieja regla de que Liborio siempre paga.