Saltar al contenido

Estados Unidos solo entregará la mitad de asilos políticos que en años anteriores

La administración estadounidense espera reducir a la mitad de asilos políticos las admisiones de emigrantes en la nación

Parece que en 2020 solo la mitad de asilos políticos de años anteriores serán aprobados en Estados Unidos. La noticia, aunque muy criticada como medida, parece estar bien justificada por el gobierno estadounidense.

Y es que la política migratoria de las autoridades de dicha nación está en total sintonía con esa declaración que tanto se abuchea. Para justificar las verdaderas causas, se enarbola ahora el hecho de que se requiera primero procesar cientos de miles de solicitudes pendientes.

El enorme cuello de botella en este trámite está relacionado principalmente con los inmigrantes centro y sudamericanos que llegaron a través de la frontera sur con México.

Sobre todo esta población está en el limbo con la reducción a la mitad de asilos políticos. De acuerdo a la información hecha pública, de los 18 mil cupos que se establecerían, cuatro mil serán para iraquíes, cinco mil para los perseguidos religiosos, y 1500 se distribuirán entre Honduras, Guatemala y El Salvador.

Cuba deberá agenciársela en una cantidad que compite también con el resto de las naciones del mundo, y da la prioridad a Nicaragua y Venezuela por su situación política. De las 7500 capacidades restantes dependerá la entrada de cubanos a Estados Unidos.

Es por ello que la disminución a la mitad de asilos políticos dificulta la entrevista de miedo creíble a la que se someten los cubanos en la concurrida frontera sur de la nación estadounidense.

Esta sería la cifra más baja de la historia del programa estadounidense de refugiados, y ofrece una realidad en contradicción con la postura de Estados Unidos de abrir sus puertas a todo el que desee cumplir su sueño americano.

¿Cómo será la vida de los cubanos que intentan llegar a la frontera norteamericana con la mitad de asilos políticos? Ya lo sabremos en 2020.