Saltar al contenido

El aceite de la libreta será sellado y en pomito por los 500 de La Habana

Anuncian que a partir del 1ro de noviembre los capitalinos recibirán el aceite de la libreta en formato sellado y en pomito por el 500 aniversario de La Habana

Las cosas más inesperadas sucederán por el 500 aniversario de La Habana. Una de ellas es el anuncio, todo rimbombante, de que a partir del 1ro de noviembre los capitalinos recibirán el aceite de la libreta en formato sellado y de pomito, o sea, ya no será a granel.

Algunos al leer esta noticia se preguntarán, tal vez, qué tiene eso de sensacional, pero quienes han vivido o viven en Cuba saben bien lo que significa, cada mes, una onza de más o menos cuando toca el aceite de la libreta (de la canasta básica).

Resulta que en el noticiero estelar del mediodía de este jueves acaban de dedicar todo un reportaje a explicar que la fábrica de producción de aceite vegetal de soya cubano, celebrará el medio siglo de la Villa de San Cristóbal de La Habana, con pomitos sellados y etiquetados.

La información no expresa cómo sería la cantidad por consumidor en ese caso, si se mantendrá la misma, o tendrán que hacer pomitos de diferentes tamaños para entregar el aceite de la libreta.

Recientemente también fue conocido que el picadillo de res, normado para los niños, se entregará en paquetes sellados, el cual también se daba a granel, con sostenidas quejas por la mala calidad y la cantidad inestable que se daba.

¿Productos a granel?

Históricamente la gran mayoría de los productos normados o de la canasta básica de Cuba, son entregados en formato libre, o sea sin embalaje. Ello provoca grandes inconformidades entre la población, por los faltantes que sufren en el peso de los productos, culpa, casi siempre que recae en los famosos bodegueros.

A ello se suma la mala manipulación o carencia de higiene que pueden tener algunos locales donde se almacenan los alimentos por cantidades, y que son altamente demandados por los consumidores.

La mala noticia ahora es que solo será, por el momento, para los pobladores de la capital. El funcionario entrevistado no precisó para cuándo podría hacerse extensivo al resto del país la llegada de aceite de la libreta sellado. ¿Será tal vez, que el resto de las ciudades tendrán que esperar cumplir sus 500 añitos?