Saltar al contenido

¿Cómo reconocer a un cubano en tu gym?

Son esos tipos que llegan al gym hablando de todo y haciendo poco. Cubatel te enseña a descubrirlos y a clasificarlos. ¡Es fácil! Y divertido

Llegas a tu primer día de gym y te sientes un poco solo. Miras a tu alrededor y el gimnasio te parece un monstruo. Pero no temas. Siempre hay algún cubano.

Para que no falles al descubrirlo, Cubatel te muestra los diferentes tipos de cubanos que puedes encontrarte en el gym. Ríete y entrena.

-El que lo sabe todo:

Llega y no pide ayuda a un profesional. Imita a otros sin tener en cuenta la rutina que mejor le conviene.

-El que se pega a las amistades:

No sabe que hay especialistas a su disposición. No le interesa. Tiene amigos más experimentados y no dudará en usarlos.

-El que habla mucho:

Está más pendiente del móvil o de las conversaciones que de lo que está haciendo.

-El que entrena el ego en vez del cuerpo:

Sabe que es un “salvaje” y no duda en demostrarlo. Utiliza pesos superiores a los que resiste y ni hace bien sus ejercicios.

-El que mira el reloj:

Lo único que hace es alardear de que permanece más tiempo que nadie en el gym. Tiene que escoger entre vivir y entrenar.

-El que disfruta el dolor:

Piensa que los resultados se miden por el dolor de los ejercicios. Se sobrecarga y se la pasa alardeando de sus contracciones.

-El que se impacienta:

Va de un aparato a otro y no está tiempo en ninguno. Se desespera por abarcar demasiadas rutinas y no les saca provecho.

-El que vive pegado al pomo de agua:

Hace dos minutos de ejercicios y va camino a su pomo de agua. Dice tres palabras y vuelve a beber. No se concentra porque solo piensa en hidratarse.

-El que se disfraza:

Llega al gym que parece que estuvo dos horas armándose un estilo. Casi no puede moverse. O no deja de mirarse al espejo.