Saltar al contenido

Aquí está: la piscina rodante que hicieron en un tractor de Pinar del Río

Pues sí: cuando el calor arrecia, el ingenio se activa. Así lo demostró la “piscina rodante” que hicieron unos vecinos de Pinar del Río cubriendo la carreta de un tractor con una gran lona azul.

El invento surgió nada menos que en un barrio que llaman El Infernal. Y así mismo debió ser el calor para que varias personas se sumaran a la iniciativa y completaran entre todos los ítems que necesitaban para la piscina rodante.

El presidente de una cooperativa prestó el tractor, otro la lona, otros se encargaron de echar el agua y unos más de hablar con el tractorista. Lo cierto es que desde el 26 de julio que terminaron de armar la piscina, el invento no ha parado de rodar.

“Queremos mantener a los niños felices en nuestra comunidad y esto no cuesta nada”, dijo Hipólito Marraron, presidente de la cooperativa que prestó el tractor. El vehículo, no obstante, solo puede ser usado siempre que no se necesite para tareas agrícolas.

Foto: Tomada de Univisión

Según refieren algunos medios, en esa localidad de Pinar del Río no existen parques infantiles y las instituciones de Cultura y Deporte no tienen actividades recreacionales de ningún tipo. Por todo ello (más las altas temperaturas), la piscina en el tractor ha sido un verdadero regalo.

Y de la misma forma en que la piscina rodante se traslada por el vecindario, la noticia sobre el invento ha ido esparciéndose. Redes sociales y medios locales primero, y más tarde agencias de mayor tirada, fueron mostrando su asombro ante el ingenio de los vueltabajeros.

Como siempre, no ha faltado quienes critiquen la piscina rodante de Pinar del Río. Pero basta la mirada de los niños para comprobar que, en efecto, ha sido una excelente idea. Y si está leyendo esto desde Cuba, puede que hasta usted mismo intente replicar la idea.

Fotos: Ramón Espinosa/AP